martes, 31 de enero de 2012

PRINCIPIOS BASICOS DEL QUIROFANO (Indicadores de seguridad)


 
Los quirófanos son aquellas instalaciones hospitalarias destinadas a las intervenciones quirúrgicas. Su característica principal es su esterilización. Las características de la sala y su equipamiento deben permitir:
1- Una iluminación ajustable de poder suficiente como para permitir un trabajo delicado.
2- Condiciones asépticas que deben incluir la provisión de instrumentos estériles y locales para el cambio de ropas del personal.
3- La provisión de anestesia por ejemplo, anestesia general, espinal o epidural o bloqueo nervioso con anestésicos locales.

El traslado de los pacientes se hará al quirófano en camilla por el pasillo de limpio y una vez operado pasarán a la unidad de reanimación por el pasillo de sucio acomodados en sus camas.

Reglas básicas de asepsia quirúrgica

Durante la intervención quirúrgica se aplican reglas básicas para conservar la esterilidad del campo, el cumplimiento de estas reglas eliminan el riesgo de contaminación.

1.-Dentro del campo estéril solo se utiliza material estéril, ante la duda se considera como contaminado.
2.-Las batas de los miembros del equipo quirúrgico solo se consideran estéril por delante desde el hombro hasta la cintura. No se consideran estéril: axilas, cuello, espalda. La persona lavada no debe bajar las manos por debajo de la cintura.
3.-Las mesas cubiertas con campos se consideran estériles únicamente en la superficie superior. Todo artículo que caiga por debajo del borde se considera contaminado.
4.- Los bordes de toda envoltura o caja estéril se consideran no estériles. Los límites de área estéril no siempre están bien definidos, por tanto se aplicará las siguientes normas:
.- Los bordes de tapón de los frascos de solución estéril una vez abierto se consideran contaminados. Pues no es posible volver a taparlos sin contaminar el tapón, por tanto la esterilidad del contenido es dudosa, debiéndose descartar el resto de solución sin usar.
.- Los envoltorios tienen un borde de seguridad de 2.5cm alrededor. Al abrir un paquete, es importante sujetar los bordes libres para evitar que queden sueltos.
.- Los paquetes de cierre adhesivo no se deben desgarrar, sino más bien se deben desprender el cierre, para exponer el contenido.
5.- El campo estéril debe montarse lo más próximo al tiempo en el que va ser utilizado. El grado de contaminación es directamente proporcional al tiempo de exposición de los materiales. Las zonas estériles se mantendrán bajo control visual para asegurar su esterilidad.
6.- Las barreras estériles infiltradas se consideran contaminadas. Cuidado con los agujeros inadvertidos de los campos y la filtración de líquidos.


Preparación del paciente

El día anterior a la cirugía

Se recomiende una ducha o baño con jabón antiséptico.

El día de la operación:

  • Se recomienda ducha con jabón antiséptico de todo el cuerpo, incluido el pelo. Insistir en axilas, ingles, pliegues mamarios y abdominales.
  • Uñas de pies y manos recortadas, limpias y desprovistas de esmalte. Lavado de dientes y enjuague bucal con antiséptico. El paciente deberá acudir al quirófano sin joyas, prótesis, lentillas, etc.
  • No eliminar el vello en el preoperatorio, a menos que su localización en la zona de la incisión interfiera con la cirugía. En este caso debe hacerse lo más cercano posible a la intervención y se utilizará una maquinilla eléctrica en lugar de la cuchilla de afeitar manual o de cremas depilatorias.
  • Lavado de la zona quirúrgica, con gasas y jabón antiséptico lo más cercano posible a la intervención. Aplicar povidona yodada sobre la zona a operar y cubrir la zona con paño/compresa.
  • Hacer la cama con ropa limpia.

En quirófano

Una vez anestesiado el paciente, se debe limpiar la piel de la zona de la incisión y una zona extensa alrededor de la misma con un agente antiséptico (povidona yodada) realizando círculos concéntricos moviéndose desde el centro a la periferia (nunca debe llevarse al centro del área una gasa que haya llegado a la periferia). La zona preparada debe ser suficientemente grande como para extender la incisión o crear nuevas incisiones o puntos de drenaje en caso necesario.

Limpieza de quirófano

En los suelos, con anterioridad al fregado se recogerá la suciedad existente en ellos (papeles, otro tipo de suciedad, etc.) con un utensilio de limpieza provisto de un paño húmedo. Después, se procede al fregado. Para ello deberá de llevar un carrito con DOS cubos, uno con agua y jabón antiséptico y otro para aclarar. Para realizar el fregado por este sistema son necesarias DOS mopas ó fregonas.

El agua de los cubos deberá cambiarse después realizado el trabajo al final de cada quirófano; el fregado se realizará en zig-zag y se dejará el suelo bien seco. Hay que evitar remover el polvo y para ello es necesario realizar la limpieza en medio húmedo. Se realizará limpieza a la salida de cada paciente del quirófano.

Se retirarán los paños de las mesas quirúrgicas, se retirarán las basuras, se limpiarán las mesas de operaciones, mesas auxiliares, objetos y superficies, lámpara, etc. con el germicida recomendado.

Al final de la jornada quirúrgica diaria se realizara una minuciosa limpieza de todo el mobiliario y útiles de la zona quirúrgica y semanalmente se limpiará todo el mobiliario y accesorios de todo el área quirúrgica (quirófanos, antequirófanos, vestuarios, aseos, etc.).

Conclusiones

La estructura y diseño del quirófano son muy variadas dependiendo de los hospitales, pero todas ellas tienen un denominador común que es que sirva para dar seguridad al paciente y eficacia de trabajo. En el área de quirófano no podrá permanecer bajo ningún supuesto ninguna persona que no cumpla las normas de vestimenta y normas de circulación. Trabajando de esta manera se obtiene por un lado brindar el respeto a la seguridad que merecen y exigen nuestros pacientes/clientes/usuarios/ y por otro lado alcanzar una mayor excelencia en nuestro desempeño profesional.

INDICADORES DE SEGURIDAD

La seguridad del paciente para prevenir la infección en el quirófano recoge una serie de normas de actuación que aunque ya las conocemos de sobra seguimos viendo como se incumplen.  (Personal que entra al quirófano sin colocarse la mascarilla).
Existen unas normas de seguridad en el quirófano:
Barreras para aislarlo con el resto del hospital y el exterior:
Señalizado por carteles que impidan el acceso al personal ajeno.
Aislamiento del ruido, que no favorezcan la concentración.
Climatización aislada del exterior y con aire acondicionado.
Suministro de agua independiente con filtros especiales (control por medicina preventiva).
Ropa específica para el personal de quirófano.
Paredes lisas y fácilmente lavables.
Montacargas y ascensores de uso exclusivo.
Las puertas deben permanecer cerradas y al abrirlas lo haremos de forma suave para impedir las corrientes de aire.

Condiciones ambientales
La temperatura debe estar entre 18 y 24 ºC y humedad relativa de 60%, la temperatura se mantiene baja para evitar el crecimiento bacteriano y humedad ambiental alta para evitar la deshidratación de los tejidos del paciente expuestos.
Ropa y protectores quirúrgicos
La ropa quirúrgica y los campos colocados entre las áreas estériles y no estériles del campo quirúrgico y el personal, actúan como barreras y protegen de esta forma contra la transmisión de bacterias de un área a otra. La característica más importante que debe tener la ropa quirúrgica es su impermeabilidad a la humedad, ya que el efecto capilar de un paño o uniforme mojado transmitirá bacterias de un lado a otro del material. Además, para que se comporten como barrera a la humedad hay que tratarlos con una sustancia impermeabilizante. Hoy se utilizan como alternativa batas desechables fabricadas con fibra de celulosa procesada y tratada. Uso del gorro, debe cubrir completamente el cabello, evitando que caigan cabellos o caspa sobre el uniforme. Los gorros se deben ajustar cómodamente. Los gorros una vez utilizados al ser desechables se depositan en el recipiente adecuado a la salida del quirófano. Los guantes quirúrgicos protegen a los cirujanos de los líquidos contaminados del paciente y al paciente de las manos del cirujano. No obstante, diversos estudios han encontrado que hasta en un 15% de los casos se rompen los guantes durante la intervención o presentan orificios al final de la misma, aunque no parece que sea causa de aumento de las infecciones. La mascarilla se debe utilizar porque un porcentaje importante del personal de quirófano son portadores de gérmenes altamente patógenos en los orificios nasales o en la boca.
Lavado de manos
El objetivo fundamental del lavado de manos del personal sanitario es reducir la flora residente y la flora contaminante de manos y antebrazos. En la actualidad, diversos estudios comparativos han demostrado que su duración debe estar comprendida entre los 3 y 5 minutos. Se recomienda que se realice en 2 ó 3 veces, enjuagándose cada vez, con el fin de retirar el jabón contaminado Se suele realizar con cepillos que llevan incorporado povidona yodada o clorhexidina. Se recomienda incidir sobre dedos, pliegues, uñas.  Mantener uñas cortadas y limpias, no usar esmaltes ni joyas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada